ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $44.900
ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $44.900

El duelo. Cuando el dolor se hace carne - Gabriel Rolón

$24.800
¡Genial! Tenés envío gratis
¡Agregá este producto y tenés envío gratis!
Envío gratis superando los $44.900
Entregas para el CP:

¡Agregá este producto y tenés envío gratis! Envío gratis superando los $44.900

  • AtrapaCuentos Garibaldi 1636 - Ing. Maschwitz HORARIO ENERO Lunes a Sábados 10 a 13hs.
    Gratis

"El Duelo es un territorio oscuro, misterioso, casi inaccesible. Una conmoción que nos
sorprende, nos toma desprevenidos y cambia nuestro entorno en un instante. No importa lo preparados que creamos estar para enfrentar una pérdida, esa preparación jamás será suficiente. Cuando ocurre, todo se desmorona y por un tiempo nada tiene sentido. Algo se quiebra en nosotros, el mundo se derrumba y nos muestra su aspecto más cruel."
Con estas palabras describe Gabriel Rolón cuál será el camino a transitar en su nuevo ensayo: la pérdida. Sí, la muerte, sin rodeos (la propia, y la de los que amamos), pero también la falta imprevista (o no tanto) de todo aquello que nos sostiene anclados a la vida. La pérdida de un trabajo, una pareja, un hogar, el reconocimiento de un otro y hasta la juventud nos empujan al duelo. Y es ahí, en ese soplo en el que el dolor se hace carne y la pena se devora las palabras, que Gabriel Rolón comparte su reflexión aguda, certera, siempre lúcida. Por eso, su nuevo libro se nutre de mitología y de música, de cine y literatura, de casos clínicos y teoría analítica. Porque es una mirada que indaga en el padecimiento y a la vez en los mecanismos que el Psicoanálisis como disciplina, y que el arte como forma de entender el mundo, nos tienden a modo de puentes para superar lo ausente. Y es que el Duelo -y en esto Rolón es tan claro como firme- es una "guerra" íntima. Una prueba, tal vez la más dura, que nos pone cara a cara con lo que perdimos y con lo que podemos crear a partir de lo perdido. Una batalla salvaje que nos transforma de una vez y para
siempre. Y que en su impiadosa deriva nos lleva hacia un renacer que nos hace más humanos.

Compartir: